John Zorn: una guía para perplejos. II. Estrategias. Siete vías de entrada al laberinto (Cuarta y última parte)

Tras dedicarle los posts anteriores a diversas facetas de Zorn como compositor, comienzo esta última entrada de la serie escribiendo sobre su trabajo en el campo de la música improvisada.

6. Zorn, improvisador

Probablemente éste debería haber sido el punto de inicio de mi repaso de la música de John Zorn. En la segunda mitad de los años 70, antes de los discos postmodernistas grabados en el Radio City Hall, Zorn comenzó a hacerse un nombre en Nueva York en el campo de la música improvisada. El ingenio desmesurado de Zorn como improvisador y las estrategias que propuso en esos años para revitalizar la improvisación colectiva están en el corazón de todo lo que vino después. Sin embargo, la reticencia que en muchos oyentes produce la improvisación libre me ha llevado a dejar este apartado para el final.

La idea de una música completamente improvisada, de una música espontánea, se desarrolla en la segunda mitad del siglo XX a partir tanto de la evolución del free jazz como de la música de vanguardia. En la improvisación libre sólo el dominio de su instrumento por parte del músico -a menudo ampliado en lo que se conocen como “técnicas extendidas” hasta sonoridades casi irreconocibles- y la capacidad de interacción con los otros músicos deciden la música resultante y su eficacia. Aquí no hay partitura, no hay improv sonre un tema porque no hay tema. Cada nota, cada somido nacen en el mismo momento en que lo oímos.

A menudo, más allá del virtuosismo de los solistas y de su compenetración, se hacen necesarios protocolos más o menos tácitos para evitar que la música termine por convertirse en una serie de clichés que se repiten ad nauseam, y es que no es difícil que lo espontáneo pueda ser a menudo lo más obvio y lo menos interesante. Cualquier seguidor del arte de vanguardia se ha enfrentado a menudo a esa sensación mezcla de cansancio y vergüenza ajena que producen ciertas manifestaciones espontáneas de creatividad.

John Zorn y Fred Frith improvisando a finales de los años 80

A mediados de los 79, John Zorn propuso una estrategia doble para la creación de una música improvisada interesante. Como solista, desarrolló una serie de técnicas extendidas que partían de la deconstrucción de su instrumento principal, el saxo alto, y su interacción con todo un arsenal de objetos que modifican su sonido: cubos de agua para sumergir sus partes, llamadores de caza, etc. Al mismo tiempo, como improvisador, Zorn va a renunciar a la idea de desarrollo en su música, más interesado en las discontinuidades y en diferenciales de intensidad que en la coherencia o la evolución de la música resultante de la improvisación.

Sin embargo, y aunque su aproximación a su propio instrumento y a la improvisación contribuyó de forma esencial a la fama de Zorn en el ambiente de la segunda vanguardia neoyorquina, fueron sus estrategias para la improvisación colectiva las que convirtieron su aportación en central. Interesado en proponer restricciones y condiciones a la improvisación colectiva que exciten la creatividad de los músicos y evite que caigan en las dinámicas más toscas y manidas de la espontaneidad, Zorn crea sistemas de reglas que puedan canalizar las creatividades. Su inspiración son los juegos y la teoría de juegos y su propuesta consiste en crear piezas en las que lo escrito no es la música interpretada sino una serie de códigos y reglas de interacción entre los músicos. A lo largo de los últimos 70 y primeros 80, Zorn creara varias piezas inspiradas en deportes y juegos de estrategia cada vez más complejas. Cobra es posiblemente la culminación de ese recorrido, una pieza con un conjunto de reglas tan complejas que requiere un árbitro/apuntador que mediante un sistema de tarjetas y signos guía las interacciones entre los improvisadores. Posiblemente, si alguien se pone el disco de una grabación de Cobra sin saber nada de él, tarde segundos en quitarlo. Pero quien haya visto en vivo una buena “partida” de Cobra -y no hablemos de quien haya participado en una sesión-, habrá comprado la idea para siempre.

Fragmento de un documental de la BBC sobre música improvisada en el que Zorn dirige una sesión de Cobra y explica su visión de la improvisación

Durante las siguientes décadas, Zorn nunca dejará de interpretar y grabar música improvisada. Lo hará solo (en la serie de actuaciones y discos The Complete Guide to Strategy) y con colaboradores ocasionales o recurrentes. La idea de una improvisación libre en solitario es relativamente polémica. Lo que muchos amantes del género buscan en una sesión de improvisación es la interacción entre los músicos, a veces incluso hasta el psico-drama. Músicos provenientes del free jazz como Anthony Braxton, Roscoe Mitchell o Evan Parker sentaron las bases para la improvisación libre para saxo solo, pero en estos volúmenes de la Guía para la Estrategia, Zorn lleva la inventiva y el alcance del subgénero a lugares sin precedentes: las disco tinuidades extremas, las técnicas extendidas, la profanación en vivo del instrumento supone un espectáculo entusiasmante y agotador.

Quienes quieran explorar esta faceta del músico neoyorquino harán bien en buscar sus colaboraciones con dos guitarristas ingleses, Derek Bailey y Fred Frith. El estilo áspero y ascético de Bailey y el más exuberante y lírico de Frith y el humor juguetón de ambos casan a la perfección con el expresionismo extremo de Zorn. También son notables las sesiones de Zorn con viejas glorias del free jazz como Milford Graves o Wadada Leo Smith. Para los fans y mitómanos del rock, las interacciones de Zorn con Lou Reed o Thurston Moore pueden ser buenas vías de acceso, aunque no están necesariamente entre lo mejor de su producción.

7. Que florezcan mil Zorns

He querido cerrar este repaso por la música poliédrica de John Zorn dedicándole unos párrafos a su amor por la proliferación y coexistencia de múltiples proyectos en paralelo. Zorn suele decir que es imposible que a alguien le gusten o le interesen todos sus discos y proyectos, tal es su abundancia y la variedad. Pero una consecuencia interesante es que, a cambio, resulta bastante difícil que a un amante de la música no le interese alguno de ellos. La buena noticia es que de ese proyecto que uno descubre, hay seguramente suficientes horas de música como para justificar una investigación en profundidad.

En un post anterior ya contaba cómo la idea de explorar las escalas y melodías del folclore judío con el formato de un cuarteto de jazz inspirado en el de Ornette Coleman ha dado como resultado diez discos de estudio, cinco en directo y un recopilatorio de descartes, pero que promto se extendió a un trío de cuerda, un sexteto acústico y otro eléctrico. A esta lista se le añaden cuarenta discos en los que distintas formaciones interpretan las composiciones del proyecto.

Es común que si un nuevo proyecto de Zorn se considera exitoso se comvierta en una banda que siga publicando discos. Así el trío que grabó los Gnostic Preludes se convierte en el Gnostic Trio en grabaciones posteriores (siete hasta la fecha) o el cuarteto responsable del disco Nova Express es el Nova Quartet o el Nova Quintet a partir de entonces (con siete discos también). Simulacrum, un proyecto dedicado al jazz-rock más contundente ha publicado ocho discos en los últimos cinco años (dos de ellos, extraordinarios, en 2020).

Empezaba esta introducción a la discografía de Zorn dejando claro que aquí se proponen sólo vías de entrada al laberinto y que quien entra rara vez sale del todo. Si en los comentarios queréis contar de vuestras vías de acceso a este universo, quedará más claro que mis propuestas son sólo siete entre las muchas posibles.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s